Coworking, Freelance, Carsharing, Crowdfunding, Peer-to-Peer lending…. Los términos relacionados con la economía colaborativa han entrado en nuestras vidas sin que nos demos cuenta. Sin embargo, sólo unos pocos conocen el verdadero significado de esta nueva forma de vida. Y es que en este gran cajón desastre caben, en efecto, conceptos tan variados como el conocimiento, el consumo, la producción o las finanzas.

TABLA DE CONTENIDOS

  • Entendiendo la Economía Colaborativa
  • Ejemplos de Economía Colaborativa
  • Las claves de la economía de la colaboración
  • Lisa Gansky, Rachel Botsman y Roo Rogers sobre el futuro de la Economía Colaborativa

Entendiendo la Economía Colaborativa

Popularizada en la década de 2000 por las emprendedoras Lisa Gansky, Rachel Botsman y Roo Rogers, la expresión economía colaborativa se basa en el uso de la tecnología en beneficio propio: gracias a ella, los usuarios pueden organizarse para lograr un beneficio: riqueza económica, productiva y cognitiva.

En términos sencillos, la economía colaborativa es el paradigma bajo el cual los modelos de negocio verticales, jerárquicos y centralizados se transforman en modelos horizontales, colaborativos y comunitarios.

Con este fin, la economía colaborativa busca crear y desarrollar infraestructuras digitales y físicas que faciliten el intercambio entre individuos (“Peer-to-Peer”). Es esencial señalar que la economía colaborativa se sustenta en una serie de principios y valores cuyo eje central está constituido por la cooperación, el desarrollo económico local y sostenible y la responsabilidad social.

Ejemplos de Economía Colaborativa

La economía colaborativa, a veces también llamada economía compartiva, es mucho más amplia de lo que parece, ya que se puede aplicar en todo tipo de nichos. Dentro de la economía de compartir hay varios tipos de relaciones que varían según las necesidades y los productos:

  • Transporte colaborativo: Comparta su viaje en coche. Ejemplos: BlaBla Car o Uber
  • Vivienda colaborativa: Compartir una habitación en su casa o en todo el apartamento cuando no está ocupada. Ejemplos: Airbnb o HomeAway
  • Financiamiento colaborativo, que se presenta en varias formas:
    • Crowdfunding: permite financiar proyectos empresariales a partir de pequeñas aportaciones de varias personas. Ejemplo: Verkami.
    • Crowdlending: préstamos entre particulares para financiar proyectos o facilitar el consumo y la inversión a tipos más bajos que los bancos. Ejemplo: Zank.
  • Cambio de divisas entre empresas. Ejemplo: Kantox.
  • Comercio colaborativo: Compra y venta de productos de segunda mano. Ejemplos: Ebay, Wallapop o Chicfy.
  • Conocimiento colaborativo: Compartir el conocimiento de forma altruista. Ejemplos: Wikipedia, crea MOOCS en Coursera o intercambia y aprende idiomas en HelloTalk.
  • Espacios colaborativos, en diversos aspectos como compartir tronco con Shipeer, compartir trastero con LetMeSpace o compartir espacio de trabajo y experiencias en “coworking”.
  • Otros tipos, donde tenemos ejemplos como Comprea (hacer la compra y recibirla en casa, el comprador gana dinero extra y la comodidad del comprador) o Compartoplato (compartir la comida).

Las claves de la economía de la colaboración

Hoy en día, las posibilidades de participar en la economía compartida son innumerables. Hay tantas plataformas dedicadas a esto que contarlas sería una tarea infinitiva. Sin embargo, podemos identificar las principales claves que todas estas plataformas tienen en común:

Unas más esenciales que otras, las claves serían las siguientes:

  • La eficiencia de los modelos basados en plataformas.
  • La existencia de efectos de red.
  • La reducción de intermediarios.
  • El uso de la tecnología, que ha sido fundamental en el auge de la economía colaborativa.
  • Avances en la innovación en la prestación de servicios que facilitan la inmediatez y la reducción de los costes de transacción.
  • Impacto ambiental positivo.
  • Empoderamiento de consumidores y usuarios.

En resumen, la economía de la colaboración busca maximizar el acceso a los escasos recursos disponibles para la mayoría de personas, y fomenta el empoderamiento económico de la persona. No importa en qué etapa te encuentres, si estás contemplando iniciar un negocio, estás materializando una nueva idea, o ya eres un emprendedor exitoso, te invitamos a ser una pieza clave en la transformación del ecosistema empresarial; ¡haz que suceda!

El futuro de la economía compartida

Muchos autores ya han dedicado libros enteros a este concepto cada vez más importante. Algunos de los autores más relevantes son Lisa Gansky, Rachel Botsman y Roo Rogers. Resumen y muestran las claves del consumo colaborativo a través de sus ensayos. Recomendamos encarecidamente sus libros y seguirlos en sus perfiles de medios sociales.

Lisa Gansky

Emprendedora y escritora

lisa ganskyLisa Gansky es una de las referencias mundiales en la economía colaborativa y en los nuevos modelos de negocio basados en el compartir. Lisa defiende que todo es mejor cuando compartimos, incluyendo el mundo de los negocios. Según Lisa, aunque la mentalidad de propiedad nos ha cegado hasta ahora, el ser humano necesita compartir. Esta necesidad ha surgido gracias a nuestra vida social, en plataformas como las redes sociales, y se está desarrollando con miles de tipos de plataformas que nos permiten compartir.

Aunque los modelos de negocio se han centrado únicamente en tres actores (comprador, vendedor y propietario), los nuevos modelos emergentes están empezando a perfilar un nuevo modelo económico en el que el nuevo actor, el consumidor, dispone cada vez más de más herramientas, más información y más poder en la toma de decisiones.

Lisa explica el desarrollo de estos nuevos modelos de negocio en su libro “The Mesh”, con nuevos modelos de negocio colaborativos, donde las nuevas empresas entienden y explotan las nuevas tecnologías, los nuevos usos de Internet y las redes sociales, creando así nuevas formas de actuar para los consumidores.

Este libro, publicado en 2010, fue una revolución, y 9 años más tarde sigue siendo una referencia para nuevos modelos de negocio perturbadores.

Puedes serguir a Lisa Gansky a través de su LinkedIn y Twitter

 

Rachel Botsman

Profesor de Economía Colaborativa en la Universidad de Oxford y escritora

rachel botsmanEl concepto de Economía Colaborativa fue popularizado en un libro publicado en 2010 y cuyo título es muy explícito, “What’s Mine is Yours: The Rise of Collaborative Consumption”. Escrito por Rachel Botsman y Roo Rogers.

El ensayo comenzó con la tendencia consumista irracional que agota nuestro planeta; y lo hizo con un ejemplo devastador:

 

“Un niño nacido en una familia estadounidense de clase media consumirá en sus primeros ocho años de vida dos millones y medio de litros de agua, la madera de mil árboles, 21.000 toneladas de petróleo, 220.000 kilos de acero y 800.000 vatios de energía eléctrica (…). Si todos vivieran como un niño americano promedio, necesitaríamos cinco planetas para mantenerlos a lo largo de sus vidas”.

Estos datos pueden leerse como una llamada necesario y urgente al cambio. Y así lo ha entendido Rachel Botsman, que ha hecho de la expansión de la economía colaborativa su gran proyecto de vida.

La reflexión, el análisis y las lecturas de Botsman sobre estos nuevos modelos económicos, necesariamente ligados a la tecnología e Internet, la han llevado a convertirse en una prestigiosa conferenciante y asesora de numerosas empresas e instituciones. Cambiar un modelo no es fácil, pero Botsman confía en que podremos hacerlo:

“Creo que estamos en el comienzo de una revolución colaborativa que será tan importante como la revolución industrial”, dice.

Puedes seguir a Rachel Botsman a través de su website, Twitter y recomendamos que mires sus ponencias en  TED talks

 

Roo Rogers

Emprendedor, especilista en diseño de negocio y escritor

roo rogersRoo Rogers, coautor con Rachel Botsman de ‘Lo que es mío es tuyo’, el libro insignia de una tendencia ya conocida como ‘consumo colaborativo’, se inspira en un principio elemental: “Los individuos cooperarán para actuar por el bien común”.

Rogers se remonta a los estudios del psicólogo Michael Tomasello, autor de “Why We Cooperate”, que fue capaz de encontrar “respuestas empáticas y colaborativas” en niños a partir de los dos años de edad. En contra de la creencia en el instinto posesivo, Tomasello afirma que los niños son “sociables y cooperativos por naturaleza” y que son las “normas culturales” que aprenden a la edad de tres años las que terminan haciéndolos egoístas.

Roo Rogers, por lo tanto, argumenta que las sociedades occidentales, por mera evolución, han entrado en una fase de transición de la cultura de “yo” a la cultura de “nosotros”. Además, predice que el estilo de vida “colaborativo”, hasta ahora asociado con la “alternativa”, se hará cada vez más visible y más común.

Find your business motivation!

We recommend that you read the following information before providing us with your personal details. Basic information on data protection: the data controller is Socialpay, S.L. for the purpose of sending commercial communications. under the legal conditions, you have the right to access, rectify and delete data, the limitation of its processing, to oppose it and its portability. You can consult the additional and detailed information about Data Protection in this link.

facebook icontwitter iconlinkedin icon