Compra y vende dominios y webs de forma segura

Realiza operaciones de compra venta online con la seguridad de pagos en depósito.

Los compradores pueden estar seguros de que el dominio se registrará a su nombre y el vendedor que recibirá el dinero.

Ventajas de vender y comprar dominios con pagos en escrow (pago en custodia).

  • Para el comprador: el comprador se asegura que se realizará el cambio de titularidad antes del pago.
  • Para el vendedor: el vendedor tiene la seguridad que el comprador ha realizado el ingreso en una cuenta custodiada.
  • Para ambos: ambas partes pueden estar tranquilas que se cumple con el cambio de titular del dominio o web y que se realiza el pago del importe acordado.

Realizar operaciones online requiere un alto nivel de confianza tanto por parte del comprador como del vendedor. No te la juegues.

Obtén más información sobre el pago en custodia

secure payment iconPSD2 (payment service directive):
Our integrated Know Your Customer (KYC) meets the anti-money laundering checks, which lets you stay focused on your product and spend less time on compliance-related tasks.

Cómo funciona la compra venta de dominios vía escrow

EL ACUERDO

El Comprador y el Vendedor acuerdan los términos – Ambas partes acuerdan los términos de la transacción, se debe incluir el dominio y el precio del mismo.

El Comprador paga vía truust – El Comprador realiza el pago a través de truust a una cuenta custodiada y se verifica el pago para que el vendedor realice el cambio de titularidad del dominio.

El Vendedor realiza la transferencia – El Vendedor realiza la transferencia del dominio al comprador bajo la titularidad acordada.

LA TRANSACCIÓN

El Comprador confirma – El Comprador confirma que el dominio ha sido transferido y que le pertenece. En ese momento el comprador debe indicar que ha recibido el dominio.

Truust paga al Vendedor – Una vez confirmada la titularidad del dominio y que se ha cumplido con el acuerdo se realiza el pago al vendedor.

 

Truust ofrece el más alto nivel de seguridad a todas las partes involucradas. Garantiza que no hay ninguna amenaza financiera ni para el cliente ni para el profesional, ya que los fondos permanecen en una cuenta protegida hasta que los acuerdos se han cumplido y ambas partes están conforme.

Cuentas de custodia seguras para evitar fraudes