Cuenta Escrow

¿Qué es y qué aplicaciones tiene?

El servicio de escrow es el mejor sistema de pago para que en un marketplace los compradores y vendedores puedan transaccionar con confianza.

Una cuenta escrow, también llamada fideicomiso o cuenta de depósito en custodia o en garantía, es un mecanismo que se usa en una compraventa para asegurar que el pago llega al vendedor y que el bien o servicio hace lo propio con el comprador. Eso se consigue gracias al hecho de que el importe de la operación se entrega en primera instancia a una parte ajena al trato, llamada agente escrow, en lugar de abonarlo directamente al vendedor. Comúnmente, el dinero no se traspasa a la cuenta del vendedor hasta que el producto o servicio llegue correctamente al comprador.

Por un lado, firmar un contrato escrow es la fórmula ideal tanto para vendedores particulares como para empresas ya que les asegura el cobro. Además, se evitan los cambios de última hora, ya que el precio pactado en un principio ya está depositado en la cuenta escrow y no puede variar.

Por otro lado, el comprador sabe que si no recibe aquello por lo que ha pagado, su dinero se le devolverá. El contrato escrow, un método que es muy usado en los países anglosajones y que se está extendiendo por el resto de Europa rápidamente, tiene varias aplicaciones posibles y es una de las 8 mejores formas de pago de la actualidad. A continuación vamos a repasar y explicar en qué consiste cada una.

Cuenta escrow para compras por Internet

Gracias a una escrow API, como la de Truust, los pagos al comprar productos de determinados Marketplace se pueden hacer con una cuenta de depósito en custodia de por medio. De esta forma, se asegura que el artículo se entregará correctamente y que se cobrará cuando el comprador lo reciba.

Cuenta escrow para compras entre particulares a distancia

Existen muchas dudas cuando dos personas desconocidas se quieren intercambiar un producto por dinero, empezando por saber quién da el primer paso. Usando un contrato escrow se evita cualquier posibilidad de fraude, ya que si uno de los dos se echa atrás o desaparece, al otro se le devuelve lo que avanzó.

Cuenta escrow en derecho inmobiliario

En el ámbito de las operaciones inmobiliarias, también juega un papel de mucha ayuda. Por ejemplo, si se tienen que hacer pagos de forma periódica, un agente escrow se puede encargar de hacerlos justo el día que tocan. Además, al usar el método escrow con el particular o promotor inmobiliario, se evitan los cambios repentinos de contrato. Este vídeo es un buen ejemplo de cómo funciona el escrow en el sector inmobiliario:

Cuenta escrow en servicios informáticos

Es frecuente que se use un contrato escrow en una empresa que desarrolla software para clientes. En este caso, lo que queda depositado es una copia del código fuente con la que se está trabajando. Así, en caso de que los desarrolladores desaparezcan, la empresa puede seguir accediendo al código fuente y continuar con el uso de los programas.

Cuenta escrow en compraventa de empresas

Al tratarse de cantidades de dinero elevadas, se deja en una cuenta escrow un porcentaje del precio total por un plazo de tiempo como garantía de que los clientes o los proveedores no lleven a cabo reclamaciones.

Gracias a la tecnología de Truust es posible integrar vía API un sistema de pagos seguros en cuentas en escrow. Las cuentas en escrow se sitúan entre el comprador y el vendedor ofreciendo seguridad y garantías de cumplimiento de contrato. Por un lado garantiza que el producto o servicio se hará efectivo y por el otro que el dinero está ya depositado a la espera de confirmación.

Total transparencia

Las transacciones en escrow involucran a una tercera parte, que mantiene los fondos en nombre de las partes de la transacción para asegurar que los fondos se liberen sólo cuando se cumplan ciertas condiciones. Proporciona protección tanto a los Compradores como a los Vendedores.

Cuenta Escrow 1
Cuenta Escrow 2

Cuentas Escrow

El dinero no se transfiere a la cuenta del proveedor hasta que el producto o servicio llegue correctamente al comprador. La firma de un contrato es la fórmula ideal para que tanto los vendedores privados como las empresas aseguren el cobro. Además, se evitan los cambios de última hora, ya que el precio acordado originalmente ya está depositado en la cuenta de garantía bloqueada y no puede modificarse. Por otro lado, el comprador sabe que si no recibe lo que ha pagado, se le devolverá el dinero.

Empieza con Truust hoy mismo

Únete a otros negocios de éxito que ya usan Truust