COVID-19 help and support: in difficult times we make it a little easier for businesses FIND OUT MORE

¿Viajas en tren frecuentemente? Compartir mesa del AVE es una gran forma de reducir gastos y obtener los billetes de tren más baratos. Pero esa no es la única ventaja. Hay muchos otros motivos que te animarán a sentarte junto a otras 3 personas, aunque sean desconocidas. Eso sí, también tienes que contar con que existen ciertos inconvenientes que no queremos que te cojan por sorpresa una vez allí.

Compartir mesa en el AVE: Beneficios clave

Entre aquellas ventajas que tienen que decantar la balanza hacia un SÍ a la hora de plantearse compartir mesa en el tren están los siguientes:

Billetes de AVE baratos

Los billetes que pone Renfe a disposición en sus mesas están rebajados a más de la mitad de precio, siempre que se compren conjuntamente. De esta forma se puede viajar barato y aprovechar aquello que te has ahorrado para pagar el hotel o la comilona que te pegarás al llegar al destino.

Conocer gente o socializar con conocidos

Si compartes mesa con amigos o familiares es una excelente ocasión para ponerse al día. Si quienes te acompañan en tu viaje son desconocidos, representa una oportunidad perfecta de conocer gente nueva. Anécdotas, recomendaciones de lugares que visitar, aficiones compartidas… ¡Hay conversaciones que pueden hacerte el viaje mucho más corto!

Cercanía con las puertas

No ocurre en todos los trenes, pero generalmente las mesas están cercanas a las puertas de entrada y salida. Si eres de aquellas personas a las que les gusta tener sus maletas a la vista, salir rápido al llegar o ir al baño fácilmente, agradecerán esa posición de privilegio.

Rememorar los trenes antiguos

¿Fuiste de pequeño en aquellos trenes de madera con cuatro asientos enfrentados? Seguro que guardas un bonito recuerdo de aquella forma de viajar. Ahora puedes rememorarla compartiendo mesa en el AVE.

Compartir mesa en el AVE: Inconvenientes a tener en cuenta

También hay una cara mala en eso de compartir mesa en el tren. Sobre todo si eres tú quien compra los billetes, eres tímido o quieres viajar cómodo:

Hay que encontrar 3 compañeros de viaje

Renfe solo permite comprar los 4 asientos de la mesa a la vez. Si conoces a otras 3 personas que quieran viajar contigo es la solución perfecta pero si esperas encontrarlas una vez que has comprado los 4 billetes de tren, quizás te tienes que comer alguno (y no son baratos). Por suerte, en Internet hay bastantes webs y apps para compartir mesa de AVE que ayudan a poner en contacto a quienes han comprado la mesa y a quienes quieren viajar barato.

Pierdes intimidad

Si eres una persona tímida o que prefiere pasarse el viaje durmiendo u ocupada con sus cosas, ten en cuenta que tienes a dos personas desconocidas delante que te ven fácilmente (aunque tampoco te estarán mirando fijamente, no te obsesiones).

Se reduce tu comodidad

Los asientos de la mesa son de la misma dimensión que los otros pero el espacio que tienes en las piernas tienes que compartirlo con la persona de delante. Es muy fácil chocar si te estiras un poco, así que casi hay que quedarse con un hueco y no moverse mucho. Además, la mesa no es muy grande, así que debes tener cuidado con no invadir a quien tienes en frente de ti, por ejemplo, si los dos usáis el portátil.

 

Adiós a los fraudes

Los pagos en depósito (escrow) aseguran que tu producto/servicio o pago está protegido en cada transacción.