La digitalización nos permite mantener la economía en tiempos de COVID-19 y es una posible salida de la crisis.

De manera similar a las fases anteriores de recesión económica y situaciones excepcionales, se seguirá una tendencia positiva al alza incluso después de la superación de la crisis del COVID-19. Aunque la duración de la actual situación excepcional no puede estimarse en la actualidad y la situación debe reevaluarse a diario, las empresas tienen que seguir siendo capaces de tender un puente entre la oferta y la demanda de productos y servicios incluso en las condiciones actuales. La resistencia, la agilidad, la capacidad de adoptar las decisiones correctas basándose en información fiable y la aplicación oportuna de las medidas adecuadas serán factores clave para el éxito de las empresas.

La crisis del Coronavirus no tiene precedentes en cuanto a su intensidad, su grado de globalización y su impacto económico. No obstante, podemos aprender mucho de crisis anteriores cuando se trata de resolver desafíos y tareas específicas para asegurar el éxito económico y la continuidad de la empresa.

¿Qué es una estrategia digital?

Una estrategia digital es la aplicación de las tecnologías digitales en los modelos de negocio para crear nuevas oportunidades de negocio diferenciadas. En el futuro, toda estrategia de negocios será una estrategia digital.

Una estrategia digital tiene como objetivo mejorar el rendimiento empresarial basado en la tecnología. Esto puede hacerse creando nuevos productos o mejorando los procesos actuales. La estrategia digital establece la dirección futura de una organización para crear una ventaja competitiva a través de la tecnología. Al mismo tiempo, define las medidas tácticas para lograr estos cambios. Esto implica cambiar el modelo de negocio, ya que las nuevas tecnologías permiten a las empresas innovadoras ofrecer servicios totalmente nuevos.

Hoy en día, la tecnología se integra en los procesos de negocio y es, por lo tanto, más que un simple hardware o software. A medida que más y más empresas utilicen las tecnologías digitales y avancen hacia la transformación digital, la estrategia digital y la estrategia comercial se convertirán en una sola. Sin embargo, tiene sentido utilizar el término “estrategia digital” para centrarse en los esfuerzos que hay detrás de las iniciativas digitales.

Plan específico

La estrategia digital es a la vez un concepto y una herramienta concreta, es decir, una estrategia digital debe servir en última instancia para crear un plan o una hoja de ruta concreta. Si bien puede cambiar las tácticas específicas que se aplican a tu empresa, debe haber un entendimiento claro de lo que significa “digital” para tu empresa.

Supongamos que tu objetivo final es monetizar el producto digital básico que tu empresa ya ha desarrollado y utilizado internamente. En primer lugar, se define un plan para ponerlo a disposición y venderlo a los usuarios individuales. Después, te das cuenta de que puedes generar un valor significativo vendiéndolo a las empresas y haciendo que lo integren en sus propios sistemas. Tu estrategia digital no ha cambiado, pero tu plan sí. Si se cambia la idea central de la estrategia digital, esto va acompañado de una reorientación de la empresa. Lo ideal, sin embargo, es que una organización sea lo suficientemente flexible para reaccionar y cambiar cuando sea necesario.

¿Por dónde empezar?

¿Cómo se elabora una estrategia digital? Primero, hazte estas 5 preguntas. Las respuestas te ayudarán a comprender mejor la tecnología digital.

  • ¿Las tecnologías digitales están cambiando tu sector?
  • ¿Cómo puede la tecnología digital aportar un valor añadido a tu negocio?
  • ¿Podría la tecnología digital cambiar tu cliente objetivo?
  • ¿Influye la tecnología digital en la creación de valor para tu cliente?
  • ¿Cómo puede la tecnología digital ayudarte a fortalecer tus principales capacidades que te proporcionan una ventaja competitiva?

Para algunas empresas, habrá respuestas obvias a estas preguntas, especialmente para aquellas que ya se han enfrentado a un cambio de modelo de negocio o están compitiendo con nuevos actores digitales. Es necesario que identifiques el impacto de los cambios digitales en tu empresa y que tengas en cuenta las tendencias de la industria en base a valores específicos. Estos forman la base fundamental de la estrategia digital.

Elementos comunes de tu estrategia digital

Para tener éxito en la transformación digital, hay que considerar varios elementos:

Identificar un Líder

La selección de la persona adecuada basada en la cultura, la estructura y las prioridades de la empresa es probablemente la parte más importante de la aplicación de una estrategia digital. Ya sea que el liderazgo recaiga en el CEO o en un director digital, su influencia debe ser proporcional al alcance de la estrategia digital. De lo contrario, es difícil comprometerse y lograr que los departamentos generales realicen los cambios efectivos y necesarios.

Ataque o Defensa

Las empresas se benefician cuando clasifican sus posibles amenazas y oportunidades en el negocio digital y las alinean con sus propios objetivos. De este modo, queda claro si las nuevas iniciativas requieren una postura proactiva o defensiva.

Enfoque moderado

Una estrategia digital a menudo incluye un proceso para evaluar si las nuevas tecnologías están realmente impulsando el crecimiento. Si existe el riesgo de que tu empresa ya tenga un déficit digital, lanzar proyectos sin evaluar primero cómo encajan en tu estrategia actual puede resultar tentador. Es recomendable adoptar un enfoque equilibrado para evitar desperdiciar recursos en iniciativas que no satisfagan tus necesidades y prioridades.

Sostenible

El objetivo de la transformación digital es crear una base adecuada para el negocio digital. Esto implica la creación de una organización que se reinvente constantemente y que pueda seguir el ritmo de los cambios tecnológicos y las nuevas expectativas de los clientes. La estrategia digital debe ser lo suficientemente ambiciosa como para guiar a un negocio a través de la cambiante economía digital de forma que le proporcione una ventaja a nivel tecnológico.

La crisis del COVID-19 cada vez afecta a más ámbitos de la vida de las personas y las empresas. Una estrategia para afrontar esta crisis es esencial para la supervivencia de la empresa. Por esta razón, los negocios de todos los tamaños deben plantearse cómo van a dirigir sus empresas en las próximas semanas, meses, y cómo van a reaccionar en determinadas situaciones. ¡La diversificación de la estrategia de negocio y tal vez incluso del modelo de negocio en sí es fundamental! Para la gran mayoría de las empresas, la digitalización está resultando también en un cambio considerable en el entorno competitivo. Al mismo tiempo, se trata también de una oportunidad para conquistar nuevos mercados y nuevos públicos objetivos con modelos de negocio digitales.

Find your business motivation!

We recommend that you read the following information before providing us with your personal details. Basic information on data protection: the data controller is Socialpay, S.L. for the purpose of sending commercial communications. under the legal conditions, you have the right to access, rectify and delete data, the limitation of its processing, to oppose it and its portability. You can consult the additional and detailed information about Data Protection in this link.

facebook icontwitter iconlinkedin icon