Qué es y Cómo Funciona un Split Payment

Qué es y cómo funciona un Split Payment 1

El Split Payment es un método de distribución de ganancias económicas entre las partes involucradas en una operación mercantil. La operación se lleva a cabo en el momento en que el cliente verifica la recepción y correcto estado del producto solicitado.

En ese momento entra en juego el concepto de escrow o fideicomiso, que representa un elemento clave en este tema. Para que el Split Payment se finalice debidamente, es preciso disponer de un depósito en custodia o garantía (escrow) que asegure la correcta repartición de dinero cedido por el comprador.

Esta cuenta bancaria en custodia o cuenta en escrow es la mejor solución para evitar cualquier tipo de malentendido entre las dos partes principales que implica una operación mercantil. Gracias a ella el comprador se asegura de que el producto que va a pagar es realmente lo que quiere y, por otra parte, el vendedor sabe que el dinero que va a recibir es real.

Todo tiene su proceso.

Esto empieza cuando el vendedor es notificado la petición de un cliente y el pago correspondiente en el depósito de garantía. En el momento en que el comprador confirma la recepción el producto que buscaba, se libera el depósito de garantía.

Cuando en la venta han interferido varias partes, se lleva a cabo el Split Payment o pagos divididos.

¡Expliquémoslo con un ejemplo real!

Partimos del concepto de Dropshipping -o triangúlación de envíos en español-, que básicamente consiste en la venta al por menor. Se caracteriza por que el vendedor inicial no dispone de un inventario con su stock correspondiente, por lo que cuando recibe el pedido de un cliente se tiene que poner en contacto con un mayorista que disponga de la mercancía solicitada. Es en ese momento cuando el mayorista pasa a encargarse del envío y finalización del pedido.

En cuanto a los pagos se refiere, el minorista debe repartir las ganancias en tres partes. Por un lado tenemos al comercial con el que tuvo lugar la venta, seguidamente encontramos al proveedor de la mercancía y, finalmente, la propia empresa que se corresponde con la del vendedor inicial.

Aparece en este punto el concepto de Split Payment.

En truust podrás llevar a cabo ese reparto de ganancias de manera automática mediante el truust Checkout.

Antes de que comenzase esta operación comercial, las tres partes -comercial, mayorista y minorista- ya tenían acordado cómo sería la repartición porcentual de ganancias.

En este caso el comercial se lleva el 20%, el mayorista el 45% y el minorista el 35%. Se trata de un acuerdo económico entre todas las partes involucradas.

El cliente interesado paga por su pedido en el primer momento, dinero retenido en un depósito en custodia. El reparto de todo el total ganado se realizará cuando el cliente haya recibido su pedido en perfectas condiciones.

De esta manera se ha llevado a cabo una operación económica con total seguridad entre el comprador y el vendedor. El comprador ya dispone del producto que quería y el vendedor se asegura de que se ha cumplido el acuerdo establecido con el mayorista y comercial con los que trabaja.

Nuestra recomendación para tus Split Payments

Los conceptos de depósito en custodia y división de pagos están actualmente en plena expansión. Desde hace años se lleva queriendo implantar en la Unión Europea un mercado único de pagos que permita tanto a compradores como a vendedores disfrutar de todos los beneficios que puede ofrecer el mercado, sobre todo el relativo al comercio electrónico. Es por ello que a principios de este año finalmente entró en vigor el PSD2, cuyo significado es Payment Services Directives -el número indica que se trata de una revisión que se hizo en el 2007 inicialmente-.

En truust estamos al tanto de esta nueva normativa, para nosotros es importante ofrecerte todas las garantías. Sentirse seguro en cualquier venta online es esencial, por ello nosotros te damos la mejor solución.

Seguridad ante todo

Con la aplicación del PSD2, lo que se pretende es ofrecer un mejor servicio, protección y desarrollo del sistema para todo consumidor. Los principales beneficios que ofrece son el control del saldo de manera segura y la división de pagos entre submercados, exactamente igual que en el ejemplo explicado.

Es por ello que nosotros ponemos a tu disposición la posibilidad de utilizar los Split Payment para hacer a la administración de los pagos recibidos. Nuestro depósito en garantía cumple todas las condiciones legales estipuladas en el PSD2.

Definitivamente, día tras día el número de ventas que se realizan a través del comercio electrónico aumenta exponencialmente. Es por ello que las empresas cada vez destinan más tiempo y dinero en mejorar este servicio. Lo que pretenden es conseguir que todo usuario que haya acudido a su negocio, vuelva a acudir para su próxima compra. Lo que se quiere es generar esa sensación de confianza y seguridad.

Una de recomendaciones que desde truust queremos ofrecerte para que puedas alcanzar tus nuevos objetivos empresariales es que optimices todo el proceso de checkout. No solamente lograrás un fidelización de tus clientes actuales, si no que podrás experimentar una subida de clientes nuevos. Pero también recuerda que para que tu negocio funcione no necesitas únicamente a tus clientes, cuida de tus proveedores ya que sin ellos no es posible satisfacer las necesidades de tus usuarios.

Mediante truust Checkout podrás llevar a cabo esa división de pagos de forma totalmente segura y automática, evita cualquier tipo de problema por pequeño que sea. Asegura el correcto reparto de comisiones a tiempo real.

¿Todavía te faltan preguntas por dar respuesta? No lo dudes más y ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de atenderte. Realiza tu consulta completando un breve formulario o mediante correo electrónico. Estamos aquí para ayudarte.