Si tienes una idea de Marketplace desarrollada en tu cabeza, ¿por qué no desarrollarla también en la realidad? Existen plataformas como Magento que te lo ponen fácil y a un precio bastante asequible para tratarse de la creación de un negocio.
Anteriormente ya te explicamos cómo crear un Marketplace con WordPress y, para que puedas comparar tú mismo, hoy vas a ver en qué consiste Magento. Aclara tus ideas, tu modelo de negocio y manos a la obra.

¿Qué es Magento?

Magento es una plataforma de código abierto que permite llevar a cabo todo tipo de proyectos relacionados con la venta en Internet, incluidos los Marketplace.
Se trata de una plataforma muy flexible, de manera que puedes construir un sitio totalmente a tu medida y coger las riendas de las funciones de tu canal de venta. Además, cuenta con una comunidad muy activa y amplia de desarrolladores.

Magento Marketplace: todas las extensiones que necesitas

Magento lanzó, a mediados de 2016, Magento Marketplace. Se trata de un nido de extensiones enfocadas a este tipo de negocio que permite adaptarlo a tu gusto. Entre las más populares encontramos:

  • Facebook Connect: Permite registrarse al Marketplace con la cuenta de Facebook, ahorrando a los usuarios el tiempo de llenar un montón de campos de un formulario.
  • Pixlee: Plataforma de Marketing Visual. Ayuda a recoger, ordenar y exponer contenido generado por tus usuarios y lograr que se pueda comprar por Instagram.
  • Dotmailer: Email & Marketer Multicanal. Permite automatizar el e-mail marketing de tu negocio.
  • Magestore: Checkout de un solo paso. Evita los carritos abandonados con un checkout de una sola página y con diseños responsive y flexibles. Se trata de una muy buena opción si te encargas de administrar las ventas.

Solo es cuestión de tener claro qué necesitas. Además, Magento cuenta con un apartado de analítica e informes muy completo y se puede integrar a tu cuenta de Google Analytics.

Marketpay para pagar en tu Marketplace de Magento

Cuando hayas explorado las extensiones que más te convienen y las hayas instalado, es el momento de asegurarse de escoger bien los métodos de pago que tendrán los clientes a su disposición. Es importante elegir más de uno y que sean totalmente seguros.
Truust pone a tu disposición la API que evita cualquier tipo de fraude gracias a su funcionamiento. Se basa en el método escrow, que consiste en que el cliente paga a una cuenta externa en lugar de hacerlo directamente al vendedor. El dinero no se transferirá a la cuenta del vendedor hasta que el comprador reciba su producto o servicio correctamente. De esta manera, y admitiendo devoluciones, es imposible que se produzcan estafas, tanto por parte del proveedor como del cliente.

Adiós a los fraudes

Los pagos en depósito (escrow) aseguran que tu producto/servicio o pago está protegido en cada transacción.