Una gran parte de la gente que no usa los ecommerce y los Marketplace para comprar todo tipo de productos de forma más barata y cómoda es porque no se fía. Y con motivos, ya que los fraudes en Internet existen y, si no vas con cuidado, puedes caer en las redes de un estafador.

Si, por desgracia, tú sí que te has lanzado a adquirir algún tipo de producto o servicio a través de una tienda online y has sido víctima de una estafa, no te resignes. Puedes denunciar la página web a la policía. A continuación te explicamos cómo hacerlo en solo 5 pasos y de forma efectiva.

1. Apunta de dónde viene el delito informático

Lo primero que debes hacer es recopilar la URL de la tienda online y la del artículo que compraste. Además, si intercambiaste algún tipo de mensaje con esa página web fraudulenta, apúntate también la dirección de correo o el número de teléfono.

2. Haz capturas, son las pruebas del crimen

Guarda capturas de pantalla de todo lo que puedas. Igual que un detective, tienes en tus manos el poder de recopilar las pruebas que ayudarán a dar un veredicto. Vuelve a entrar a la web y haz capturas de su página principal, de la sección donde hay el artículo que compraste y del proceso hasta que te pide tus datos para pagar.

Además, haz capturas de los mensajes privados que hayas tenido con el vendedor a través del correo, SMS o WhatsApp.

En Windows recuerda que puedes hacer la captura con la tecla ImprPant y pegarla donde quieras (Word, Paint, etc.). También dispones de la herramienta “Recortes”. En Mac se usa Mayúsculas + Comando + 3.

3. Guarda tu justificante de pago

Será fundamental que tengas el justificante de pago a tu alcance para presentarlo en la denuncia. Tanto si has realizado una transferencia bancaria como un pago con tarjeta o en PayPal, deberás conservar los justificantes, tanto en formato digital como en papel.

En PayPal también puedes abrir una disputa, aunque te aseguramos que se trata de un tipo de resolución a cara o cruz. Aun así, por intentarlo que no quede.

4. Pon la denuncia a la página web

Ahora sí. Con toda esa información, que te recomendamos que lleves impresa y en un pendrive o CD, dirígete a la comisaría de policía más cercana y realiza la denuncia. Quédate con una copia por si tienes que presentarla más adelante. La pelota está en el tejado de los inspectores de policía así que no puedes hacer nada más que esperar una resolución, algo que puede tardar tiempo.

5. Evita volver a ser estafado

El último paso ya no es exactamente sobre cómo denunciar una página web, sino cómo evitar ser víctima de un delito informático. De hecho, en todo plan siempre hay un último apartado que pretende supervisar que lo que se ha llevado a la práctica funciona.

Te recomendamos que busques en Internet varias opiniones sobre la página web a la que vas a hacer un pago. Así te aseguras que otra gente ha podido comprar sin ningún problema.

Además, fíjate que el método de pago es seguro. En teoría, los pagos con tarjeta de crédito, mediante transferencia o PayPal serían considerados seguros, pero la experiencia dice que no lo son del todo. ¿Quién te asegura que el vendedor te envía el producto tras abonar el dinero?

Por eso, te recomendamos que, si tienes opción, uses el método escrow. Consiste en que el comprador no paga directamente al vendedor, sino que deja el dinero en una cuenta de un tercero en depósito. El dinero no se transfiere de esa cuenta a la del vendedor hasta que el comprador recibe el producto y comprueba que todo está correcto. Es la forma de pago más segura que existe en la actualidad, ya que se evita toda posibilidad de fraude.

Adiós a los fraudes

Los pagos en depósito (escrow) aseguran que tu producto/servicio o pago está protegido en cada transacción.