Airbnb es uno de los Marketplace de referencia para cualquier persona que quiera crear el suyo propio o mejorarlo. Su éxito no ha sido una casualidad o un golpe de fortuna ya que, detrás de lo que es hoy, hay unos cimientos trabajados a la perfección.

En este artículo nos centramos en analizar el éxito de Airbnb mediante 5 claves generales que puedes aplicar en tu propio Marketplace. ¿Preparado para darle el impulso necesario?

Encontrar una necesidad en el mercado

Brian Chesky y Joe Gebbia eran dos diseñadores industriales con dificultades para pagar el alquiler de su piso en San Francisco. Corría 2007 y la explosión de la burbuja inmobiliaria les había aumentado un 25% el coste del alquiler en un abrir y cerrar de ojos. Para sacarse un dinero extra aprovechando que se celebraba una conocida conferencia en la ciudad, decidieron montar una cama hinchable y alquilarla por noches. Para ello crearon una especie de blog llamado Airbed & Bredfast y consiguieron más de 1.000 dólares y amistades muy diversas. Visto el éxito, decidieron expandirse… y hasta hoy.

Con este resumen de su historia, que seguramente ya te lo sepas de memoria, tienes que darte cuenta de una cosa muy importante: para que tu Marketplace triunfe debes encontrar un hueco en el mercado. Puede ser una idea innovadora como la de Airbnb o tan solo mejorar otra plataforma que ya sea conocida.

Basarse en un modelo escalable

Todavía dentro de la idea de Marketplace que nos transmite Airbnb encontramos que han triunfado a nivel mundial gracias a su modelo escalable. Sus fundadores vieron que podían pasar de su casa a toda la ciudad, al país, al continente y al mundo con el mismo tipo de negocio. Gracias a ser contemporáneos con Internet lo consiguieron como puedes conseguirlo tú.

¿Pasa algo si tu idea no es escalable? No, aunque seguramente nunca te harás rico.

Tener unos costes operativos mínimos

Otra clave del éxito de Airbnb y que se puede aplicar a todos (o casi todos) los Marketplace es que tiene pocos costes fijos. A diferencia de una cadena hotelera, Airbnb no tiene que comprar ningún apartamento, contratar recepcionistas o contar con un equipo de limpieza. Todo eso lo ponen los anfitriones y representa un ahorro tremendo, sobre todo al empezar un negocio en el que todavía no tienes muchos ingresos.

Eso no significa que debas relajarte, sino todo lo contrario. Centra tus esfuerzos en crear la mejor plataforma posible y en promocionar el negocio, ya que serán las dos cosas que te van a permitir explotar.

Reinventarse cuando las cosas iban mal

Aunque la historia de Chesky y Gebbia parece un cuento de hadas, el camino no fue precisamente fácil. Como hemos explicado antes, no contaban con mucho dinero y para su primera ronda de financiación se las ingeniaron para conseguir 30.000$ vendiendo 750 cajas de cereales a 40$ con caricaturas de Obama y McCain en una convención nacional del partido demócrata. Aquí tenemos el primer ejemplo de no darse por vencido.

Dos años después de alquilar su primer colchón hinchable, Airbnb estuvo al borde de la quiebra, era una web desconocida y las pérdidas indicaban que le quedaba poca vida al proyecto. En lugar de tirar la toalla, decidieron analizar la situación y encontrar dónde estaban los errores. Se dieron cuenta que en los anuncios que tenían publicados fallaba lo mismo: las fotos eran de mala calidad y no mostraban todas las partes de la casa.

Tras dar varios palos de ciego, probaron con una solución poco académica y nada escalable: ir casa a casa con una cámara profesional y hacer las fotos ellos mismos. Poco después, la plataforma tenía un aspecto totalmente renovado y se transmitió la idea que para alquilar tu apartamento en Airbnb se tenían que subir fotos de calidad.

Dar confianza y una seguridad total a sus usuarios

Otro escollo que superó Airbnb y que debe afrontar todo Marketplace es el de la confianza y la seguridad. En Internet hay mucha gente que se quiere aprovechar de las bondades de los usuarios para estafarlos y eso ha creado muchas incertidumbres.

Una de las claves de Airbnb para transmitir confianza ha sido generar perfiles de usuario fiables y fichas de los apartamentos completas, con un sistema de valoración muy útil. Pero, tal y como asegura Brian Chesky cuando habla de seguridad en Airbnb, su éxito se explica gracias a la integración del sistema de pago más seguro que existe: el escrow. Con él guardan el dinero del pago hasta que el huésped llega al apartamento y comprueba que todo está correcto. Si es así el dinero se ingresa al anfitrión.

Si te gustaría integrar el escrow en tu Marketplace, te animamos a contactar con nosotros. ¿Quién sabe si es el primer paso para convertirte en el nuevo Airbnb?

 

Adiós a los fraudes

Los pagos en depósito (escrow) aseguran que tu producto/servicio o pago está protegido en cada transacción.