Si posees un negocio online, debes valorar la desconfianza que tienen los compradores a la hora de pagar por Internet. Dar dinero sin ver la cara del que lo recibe ni tener el producto o servicio al alcance de su mano provoca un temor lógico a ser estafado.

La mayoría de los consumidores en España poseen teléfonos inteligentes (91 por ciento), seguido de cerca por los portátiles (83 por ciento). Ahora mismo, la tecnología aporta el mayor volumen de transacciones online entre empresas y consumidores. Pero la verdadera moneda del comercio digital es la confianza.

Además de ofrecer una seguridad transaccional que proteja los datos de los clientes, una gran manera de conseguir dotar de confianza la operación es ofreciendo distintas formas de pago. De esa manera, el comprador podrá escoger la que más confianza le suscite. Piensa que, en caso de no ofrecer una forma de pago que le dé seguridad, ese cliente potencial podría ir a la competencia con un solo clic. A continuación, te presentamos hasta 8 formas de pago distintas para tu tienda online para que valores y elijas las que creas más convenientes.

Pago con tarjeta de crédito

Es el más común de todos. Los clientes deben introducir los datos de su tarjeta de crédito, algo que puede provocar el miedo a sufrir algún tipo de fraude. Se puede hacer a través de una pasarela de pago de algún banco, a través de una entidad privada que no sea un banco o con tu propio SSL.

Pago a contrareembolso

El cliente paga cuando recibe el producto. Eso da al comprador más seguridad, aunque normalmente tiene que pagar un recargo adicional por usar esa forma de pago.

Pago por transferencia

Cada vez más usada, ya que mucha gente no paga comisiones con ese servicio. Igual que con la tarjeta de crédito, se paga antes de recibir el bien o servicio, toda una ventaja para el comerciante. El inconveniente es que el dinero puede tardar hasta 48 horas a llegar.

Pago con escrow

Consiste en que el comprador no paga directamente al vendedor, sino que deja el dinero en una cuenta de un tercero en depósito. El dinero no se transfiere de esa cuenta a la del vendedor hasta que el comprador recibe el producto y comprueba que todo está correcto. Es la forma de pago más segura que existe en la actualidad, ya que se evita toda posibilidad de fraude. Marketpay te ofrece la posibilidad de incorporar el escrow como método de pago en tu Marketpay.

Pago con PayPal

El cliente no tiene que dar los datos de su tarjeta y, para el comerciante, es muy fácil de instalar en su tienda online, aunque conlleva comisiones. En caso de fraude, puedes estar esperando hasta 180 días a que se resuelva una disputa que muchas veces es a cara o cruz.

Pago con cheques regalo

Sobre todo se usan para fidelizar a los clientes. Éstos, normalmente, solo deberán canjear el código en tu página web para obtener descuentos o regalos. Se deben dar como premio a los clientes habituales o para promocionar tu tienda.

Pago con Google Checkout

Es el sistema de pago que ha desarrollado Google. Su popularidad está lejos de la esperada por el gigante de Internet, aunque va en aumento. El gran valor añadido de esta alternativa es su facilidad para pagar desde el smartphone.

Pago con bitcoins

Los bitcoins son esas monedas vituales que se usan solo para comprar y vender en Internet. Su uso no está muy extendido pero tiene sus adeptos. Aceptarlas en la tienda podría atraer a las personas que poseen dinero en esta divisa electrónica.

Start accepting Payments today

Share this article