COVID-19 help and support: in difficult times we make it a little easier for businesses FIND OUT MORE

Como propietario de un Marketplace, una de las decisiones más importantes que debes tomar es la de fijar un precio adecuado a las comisiones que cobrarás por las transacciones que se llevarán a cabo en tu plataforma. Dar con el precio adecuado será vital para conseguir atraer a clientes y generar ciertas ganancias.

Antes de continuar, te recomendamos que leas este artículo si no sabes qué modelo de negocio es más adecuado para tu Marketplace. Te ayudará a saber si las comisiones son la mejor idea o no.

Si has decidido dar el paso de cobrar comisiones por las transacciones de tu Marketplace, debes conocer los cinco factores para determinar si las debes poner al 20% (como Uber), al 10% (como eBay) o al 3,5% (como Etsy).

1. Costes marginales

Es una de las cosas más importante a tener en cuenta. Si tus proveedores tienen unos márgenes de beneficio muy finos, no puedes pretender tenerlos tú muy anchos. Es decir, si a los vendedores de tu Marketplace les cuesta bastante dinero y/o tiempo conseguir los productos que pondrán a la venta y se van a llevar poco más de lo que gastaron en ello, una comisión alta les va a tirar hacia atrás.

Si vas a tener una plataforma con productos de muchos tipos, una buena idea es poner distintas comisiones dependiendo de la categoría. Amazon, por ejemplo, conoce muy bien esa cuestión y tiene comisiones que van del 6% al 45% dependiendo del tipo de producto.

2. Competencia

Estudiar los Marketplace que ofrecen un servicio como el tuyo es parte de la clave del éxito. Si entras a competir con ellos, seguramente partes con la desventaja de ser menos conocido y de tener menos proveedores y compradores. Una gran forma de ganar adeptos es poner unas comisiones más bajas que el resto. Es lo que hizo Etsy al entrar a competir contra Amazon y la forma como TaoBao ha superado a eBay en China.

Si, en cambio, eres el único canal por el que los proveedores pueden ofrecer sus artículos, tienes más margen de maniobra. Por eso recomendamos enfocarse a un sector concreto en lugar de querer abarcar muchos.

3. Diferenciación por proveedores

Pueden existir varios tipos de proveedores: desde los profesionales que hacen transacciones cada día hasta aquellos que solo usan la aplicación un par de veces al año. Entonces surge una duda interesante: ¿deberías poner las mismas comisiones a todos ellos?

Esa cuestión se la han planteado algunos de los Marketplace más grandes, ya que ofrecer ventajas a tus mayores proveedores ayuda a fidelizarlos con tu plataforma. Una manera es ofrecer comisiones más bajas cuánto más usen tu web, mientras que otra podría ser regalar cupones de descuentos, como hace Rakuten con su sistema de “Súper Puntos”.

Pero también se puede leer del revés. Los pequeños proveedores deben ser ayudados con comisiones más bajas, ya que los grandes profesionales tienen dinero para pagar más. Es la estrategia que usa Etsy, por ejemplo.

4. ¿Calidad o cantidad?

Si te preguntan si deseas muchos usuarios de poca calidad o pocos usuarios de mucha calidad, ¿qué responderías? Eso es importante, ya que va directamente relacionado con las comisiones que vas a poner.

Es evidente que alguien que solo busca tener muchos usuarios va a tener una plataforma totalmente gratuita o con comisiones ínfimas. Por un lado se gana más movimiento en el Marketplace pero, por otro, hay el riesgo de que se llene de gente que no esté demasiado interesada en comprar y vender. En cambio, unas comisiones elevadas (pero justas) dotan tu web de seriosidad y conseguirás reunir a personas realmente comprometidas.

5. ¿Quién paga la comisión?

Por último, no nos puede pasar por alto el hecho de pensar en quién se hace cargo de la comisión: el proveedor del producto o el comprador. También pueden pagarlo los dos, de manera que no sobrecargas a uno solo y puedes sacar más provecho de la transacción.

En todos los casos es importante comunicarlo correctamente. Es decir, tenemos que saber transmitir qué ventajas tiene vender a través de nuestra plataforma y/o comprar en ella. Una de las formas con las que puedes convencer a todos tus usuarios es ofreciendo un método de pago totalmente seguro. El escrow es el más fiable que existe. Consiste en que el dinero que paga el comprador se guarda en una cuenta externa hasta que recibe el producto. Es entonces cuando se transfiere al vendedor. Haz clic en el siguiente enlace si quieres saber más detalles para implementar el escrow en tu Marketplace.

 

Adiós a los fraudes

Los pagos en depósito (escrow) aseguran que tu producto/servicio o pago está protegido en cada transacción.